fbpx
diciembre 18, 2020

Venciendo la Tristeza y el Dolor esta Navidad

¿Estás luchando contra la tristeza o el dolor en esta Navidad? La esperanza está aquí. Aprende a vencer los sentimientos de desesperanza y recibe la  paz y alegría que trae Jesús a tu vida.

 

Se supone que la Navidad es la época más alegre del año y, para muchos, ciertamente lo es. Sin embargo, para algunas personas, es una temporada de profunda soledad y dolor. Ese lugar vacío en la mesa o esos paquetes faltantes debajo del árbol dejan sentimientos que no se puede negar. Quizás una promesa o un sueño que no se cumplió te ha provocado decepción en esta temporada navideña.

Es posible que estés experimentando la pérdida de un hijo, cónyuge, padre o relación, y esta época del año solo acentúa el dolor que estás sintiendo, tal vez en proporciones insoportables. O incluso la idea de que ha pasado un año más sin alcanzar esa meta económica, superar una enfermedad o hacer realidad un sueño familiar. Puedes sentir que nadie comprende como te sientes, pero hay alguien que comprende la profundidad de tu dolor.

Por eso, cuando Jesús murió en la cruz, venció la maldición de la tristeza y el dolor, para que no tuviéramos que enfrentarnos a una vida así. Pero el enemigo todavía usa el dolor y la tristeza para robar nuestra esperanza … si se lo permitimos. Disfrazados de emociones simples y “saludables”, poco a poco, el dolor y la tristeza te dejan seco. Son tortuosos y destructivos, y son los compañeros constantes de la muerte misma.

¡Buenas noticias! No tienes que soportar estas emociones más de lo que tienes que soportar el pecado o la enfermedad. Como creyente has sido redimido por la sangre de Jesús, ¡puedes aprender a resistir al enemigo y experimentar el gozo del Señor en esta Navidad!

¿Cómo puedes resistir la tristeza o el dolor? Debes oponerte a ello, como te opondrías a cualquier otro ataque del diablo. Tomas la decisión de “no entristecerte” (1 Tesalonicenses 4:13). Una vez que lo hagas, puedes estar seguro de que el diablo comenzará a atacar tus emociones. Solo confiesa, “No. No lo recibiré. Tomo autoridad sobre estos sentimientos en el Nombre de Jesús. He dado mi cuerpo como sacrificio agradable al Señor, y no participaré de nada más que de Su gozo «. Luego, comienza a hablar la Palabra y a alabar en voz alta.

Podrían ser muchos días difíciles de resistir hasta que esos espíritus de tristeza se hayan ido. ¡Pero la paz, la alegría y la libertad valen la pena! Lo que necesitas saber es esto: tendrás que enfrentarte al dolor y a la tristeza. No te pertenecen. No provienen de tu Padre celestial. Puede que pases algunos días difíciles. Pero en lugar de preocuparte y llorar, camina en fe y cita la Palabra hasta que esos espíritus malignos se vayan y llegue el gozo del Señor.

Esta temporada navideña, si tienes desánimo, dolor o tristeza de cualquier tipo, aquí hay algunos pasos que puedes tomar para vencer la tristeza y el dolor.

Resiste al diablo.Cuando intente desanimarte, declara en voz alta que has sido redimido de la depresión, el desánimo, la tristeza y el dolor por la sangre de Jesús.

Rodéate de familiares y amigos que te apoyen.¡Este no es el momento de andar con gente negativa! Elige pasar tiempo con aquellos que te animarán. Inicia una nueva tradición o incluso honra alguna que te traiga recuerdos positivos.

Ofrécete como voluntario para ayudar a las familias necesitadas en esta temporada navideña. Se trata de poner la atención en los demás, lo que te levantará el ánimo a medida que realizas la obra del Señor y marcas una diferencia positiva en tu comunidad.

No importa lo que esté sucediendo en tu vida, Dios te ama y tiene planes para la VICTORIA en tu vida. No te conformes con menos. No dejes que el diablo te quite la paz y el gozo que te pertenecen. Tienes un gran futuro por delante. Tomalo esta Navidad. Agárralo fuerte y no te sueltes. Entonces, “¡Que el Dios de la esperanza los llene de todo gozo y paz en la fe, para que rebosen de esperanza por el poder del Espíritu Santo!” (Romanos 15:13 RVC).