¡Tu entrada para una inmersión completa en la Palabra!

Mantente firme por tu victoria con esta guía práctica de promesas de Dios acerca de tu sanidad. Tómalas a diario, como si fueran medicina, hasta que todos los síntomas hayan desaparecido. Luego, continúa ingiriéndolas para mantener tu salud divina.