Pregunta del día

junio 18

¿Será aburrido el cielo?

¡Por supuesto que no! Kenneth y Gloria han enseñado que nuestro tiempo en el cielo, será mucho más que disfrutar la hermosura de la que seremos rodeados. En Apocalipsis 22:1-5 leemos:

«Luego el ángel me mostró un río con el agua de la vida, era transparente como el cristal y fluía del trono de Dios y del Cordero. Fluía por el centro de la calle principal. A cada lado del río crecía el árbol de la vida, el cual produce doce cosechas de fruto, y una cosecha nueva cada mes. Las hojas se usaban como medicina para sanar a las naciones.

Ya no habrá más maldición sobre ninguna cosa, porque allí estará el trono de Dios y del Cordero, y sus siervos lo adorarán. Verán su rostro y tendrán su nombre escrito en la frente. Allí no existirá la noche —no habrá necesidad de la luz de lámparas ni del sol— porque el Señor Dios brillará sobre ellos. Y ellos reinarán por siempre y para siempre» (NTV).

Lee una vez más el final de esos versículos –¡reinaremos con Jesús por siempre y para siempre!-. La palabra “reinar”, literalmente significa gobernar como un rey. En otras palabras, tendremos trabajo qué hacer para el Señor. Ahora bien, la Biblia no describe lo que esto involucra, sin embargo, en Hebreos 11:6 dice que sin fe es imposible agradar a Dios. Pues algo que siempre será necesario, es depositar toda nuestra fe y confianza en Dios –aún cuando estemos en el cielo-.

La Biblia dice que en el cielo cambiaremos las cosas corruptibles por incorruptibles, y recibiremos nuevos cuerpos (1 Corintios 15; Filipenses 3:21). Por supuesto, siempre tendremos necesidad de Dios. Siempre seremos la creación, y Él será el Creador -¡Él es nuestro Padre, y nosotros Sus hijos!-. Ya sea que vivamos en la Tierra o en el cielo, siempre podremos aprender de Él.

Cuando lleguemos a la eternidad no quiere decir que será el fin de todas las cosas, sino el comienzo. En Efesios 2:7 leemos: «De modo que, en los tiempos futuros, Dios puede ponernos como ejemplos de la increíble riqueza de la gracia y la bondad que nos tuvo, como se ve en todo lo que ha hecho por nosotros, que estamos unidos a Cristo Jesús» (NTV). Y Isaías 6:1-3, habla acerca de los ángeles que rodearán el trono de Dios, y nunca se cansarán de declarar: “Santo, Santo, Santo es el Señor de los ejércitos”. Y de esa misma forma, nosotros como hijos de Dios, ¡nunca nos cansaremos de conocer Sus caminos y crecer en Él!

Cross references:

  1. Apocalipsis 22:1 : Ez 47.1; Zac 14.8.
  2. Apocalipsis 22:2 : Gn 2.9.
  3. Apocalipsis 22:3 : Zac 14.11.
  4. Apocalipsis 22:5 : Is 60.19.
  5. Apocalipsis 22:5 : Dn 7.18.