Pregunta del día

mayo 03

¿Quién se suicida se va al infierno?

Algunas personas asumen que quien comete suicidio está condenado a la eterna maldición en el infierno. Sin embargo, eso no lo enseñan las Escrituras. En la Biblia dice que el único pecado que envía a una persona al infierno, es no creer en el Señor Jesucristo (Juan 16:9).

Una de las estrategias de Satanás, incluye el intento de engañar la mente de una persona al tentarla con pensamientos de suicidio. Los resultados del suicidio provienen de creer en el engaño del reino de las tinieblas. La persona que tiene esos pensamientos, está sufriendo de una enfermedad mental, y no es nada diferente a alguien que esté siendo afligido por una enfermedad en el cuerpo. Jesús nos enseña en Juan 10:10: «El propósito del ladrón es robar y matar y destruir; mi propósito es darles una vida plena y abundante» (Juan 10:10, NTV). Satanás es el que roba la vida, sin embargo, ¡Jesús es Él que la otorga! Debemos recordar que Dios no quiere que nadie muera (2 Pedro 3:9).

No olvidemos que no importa lo difícil que sea la situación, la Biblia nos promete que por medio de Jesucristo somos vencedores (1 Juan 5:4-5, Romanos 8:35-39). La paz de Dios, la cual sobrepasa todo entendimiento, tiene el poder de guardar nuestro corazón y nuestra mente por medio de Cristo Jesús (Filipenses 4:6-7). Él nos mantendrá en perfecta paz, a medida que fijemos nuestra mente en Él (Isaías 26:3), y así renovará nuestras fuerzas —nuestro espíritu, alma, y cuerpo (Isaías 40:31)