junio 10, 2020

¿Destacas? 3 maneras en que deberías ser diferente del mundo

Texas es conocida como la capital mundial de los vaqueros.

Hogar de muchos ranchos ganaderos, rodeos e incluso una gran cantidad de iglesias de vaqueros, no tienes que ir muy lejos para encontrar vaqueros en el Estado de la Estrella Solitaria. ¡Incluso el programador de VICTORY Channel ™ Butch Bruton es un vaquero de buena fe!

Si alguna vez visitas Texas, ¿cómo sabrás si te encuentras con un vaquero? Es fácil.

Debido a que los vaqueros cuidan el ganado y caballos o compiten en rodeos, se destacan entre la gente de la ciudad. En Texas, no tienes que preguntar si alguien es un vaquero. Lo sabes por la forma en la que hablan, la forma en la que se visten y la forma en la que pasan su tiempo. ¡Son imágenes caminantes del mundo occidental!

¿Qué sucede contigo?

¿Destacas en el mundo como una imagen andante de Jesús? Si extraños te conocieran en la calle, ¿habría suficiente de ti que se destacara del resto del mundo para que supieran que eres cristiano?

Estamos llamados a estar en el mundo, pero no a pertenecer a él. Estamos llamados a ser apartados, y no a tener amistad con el mundo viviendo según sus estándares. Cuando aparezcan cosas como la pandemia más reciente, deberíamos vivir como nadie más, y no se trata de solamente sintonizando la iglesia los domingos.

Aquí hay tres formas en las que debes verte diferente del mundo durante este tiempo, y todo el resto del tiempo.

1. Tu forma de hablar y creer

Enciende el televisor, abre una revista o simplemente permanece cerca del enfriador de agua durante unos minutos, y descubrirás cómo habla y cree el mundo. El enfoque de la mayoría de las interacciones es negativo, basado en el miedo, la queja, el chisme o la duda.

¡Pero no tú! Eres diferente. Destacas

Cuando hablas, eres positivo, optimista, alentador, lleno de favor y esperanzador. Cuando otros son negativos, en lugar de unirte, ofreces lo contrario: la perspectiva bíblica, como …

  • Cuando otros sospechan de alguien, eliges creer lo mejor.
  • Cuando otros hablan del miedo al COVID-19, hablas de la convicción en tu protección y bendición divina
  • Cuando la gente habla con miedo de perder su trabajo, ¡estás creyendo por un ascenso y un aumento!

Así es como brillas con la luz del amor de Cristo en un mundo que no tiene esperanza. Cuando todos los demás están acumulando suministros, temiendo por su salud y preocupándose por perder sus trabajos, tu debes sobresalir.

Si actúas como el mundo, experimentando los mismos miedos, enfermedades y carencias, cuando les preguntas: «¿Conoces a Jesús?» ¡no habrá mucho que los atraiga hacia Él porque tienes los mismos problemas que ellos!

Pero cuando destacas, con confianza y paz cuando todos los demás están frenéticos, se sentirán atraídos por ti. Querrán saber cómo obtener lo que tienes. Serás una luz en un mundo oscuro, tal como Jesús te llamó a ser.

Cree y habla tu fe, incluso en los momentos más difíciles. ¡Entonces prosperarás y destacarás!

2. Tus estándares

Otra forma en que debes verte diferente del mundo es en tus estándares. Adaptarse al mundo significa hacer lo que ellos hacen.

Esto puede significar chismes, palabrotas, emborracharse, vivir en promiscuidad, contar chistes sucios, faltarle el respeto a la autoridad, hundirte en la depresión y muchos otros comportamientos desagradables para Dios. Si sientes un profundo deseo de encajar, es solo cuestión de tiempo antes de comenzar a bajar tus estándares.

Investigaciones muestran que las personas están muy influenciadas por aquellos con quienes pasan tiempo. Por ejemplo, aquellos que pasan tiempo con personas involucradas en actividades delictivas, incluso si inicialmente se oponen, eventualmente terminan siendo criminales. Los estudios también muestran que las personas tienen 147 veces más probabilidades de divorciarse si tienen varios amigos en su círculo que estén divorciados.

 Si estás buscando encajar, puedes comenzar a ver programas de televisión y películas que normalmente no verías, o escuchar música que sabes que no le agrada a Dios. Si no tienes cuidado, las personas incluso pueden comenzar a influir en tus posiciones políticas y convencerte de que tus posiciones constituyen alguna forma de odio o no son «inclusivas».

Si tienes que comprometer tus creencias para encajar con un grupo particular de personas, ¡estás en rodeado de la compañía equivocada! Y no es un lugar al que quieras pertenecer.

No perteneces a este mundo (Juan 17:16). ¡Esas son buenas noticias! Porque sí perteneces en Cristo. ¡En Él es donde encontrarás el nivel de vida que existe para tu éxito y felicidad!

Estamos llamados a estar en el mundo pero no a pertenecer en él (Romanos 12: 2). Eso significa que, aunque somos parte del mundo y su sistema, no debemos actuar como el mundo actúa de palabra o de hecho. ¡Deberíamos destacar! La Biblia es tu autoridad final, no tía Jane, primo Fred, o el vecino Jeff.

 El sabio camina con el sabio. Si las personas que te rodean están tomando malas decisiones, es hora de cortar los lazos y encontrar amigos piadosos que te animen a ir más alto en tu fe y apoyar tus puntos de vista bíblicos.

3. Tus resultados

Si crees que la única diferencia entre tú y los del mundo es que vas al cielo, te lo estás perdiendo. Nacer de nuevo es increíble, ¡pero no es suficiente! Tienes que saber que AHORA has sido hecho libre de la oscuridad y esto para entender que no debes acampar allí.

Una forma en que debes destacarte y verte diferente del mundo es en tus resultados, especialmente en momentos como esta pandemia. Eso es porque ya no vives bajo el dominio de este mundo. No estás sujeto a los tiempos; Los tiempos están sujetos a ti.

Eso significa que puedes estar lado a lado en la misma situación con alguien que no es salvo, y tendrán una experiencia completamente diferente a la suya. Mil pueden caer a tu lado, pero estos males no te tocarán (Salmo 91: 7). Un millar puede ser despedido, pero serás promovido. Mil pueden contraer una enfermedad, pero tu te mantendrás sano y protegido. Mil pueden tener problemas en sus relaciones, pero las tuyas resistirán la prueba del tiempo.

Mientras nos mantengamos fuera del miedo, Dios nos levantará sobre los problemas del mundo. Con Él, no solo sobreviviremos en tiempos difíciles, ¡prosperaremos! Por ejemplo, algunos socios de los Ministerios Kenneth Copeland, Robert y Bobbie Snow recientemente se encontraban en el camino de un tornado. Todas las casas alrededor de ellos fueron demolidas; el área estaba nivelada, excepto por una casa, la suya. !Eso es destacar!

Cuando vives en las mismas condiciones con resultados diferentes, ¡los no creyentes querrán saber cómo obtener lo que tienes! Querrán esa misma sanidad sobrenatural y poder para ser libres que proviene de Dios, la protección, la salud, la provisión, la paz y la felicidad. Eso es lo que atrae a la gente a Jesús: la vida abundante que prometió es solo para su pueblo.

¿Por qué? Porque cuando naciste de nuevo, fuiste trasladado de los efectos de este mundo al reino de Dios. Fuiste rescatado del reino de las tinieblas a través de la preciosa sangre del Cordero. Eso te coloca en una nueva posición: ¡una posición de victoria!

Para llegar allí, debemos ajustar nuestras palabras, pensamientos y acciones al Reino al que nos han transladado, o seguiremos viviendo en la oscuridad. Y lo hacemos renovando nuestras mentes con la Palabra de Dios todos los días.

A medida que avanzas en tu vida cada día, preguntate: ¿Me destaco? ¿Me veo diferente del mundo en la forma en que vivo, hablo y creo? ¿Estoy obteniendo mejores resultados? Manten tus ojos en la Palabra de Dios, y sigue haciendo ajustes para estar en línea con lo que te agrada. Luego, como un sombrero de diez galones identifica a un vaquero, tu vida anunciará tu relación con Jesús y la esperanza que tienes en Él para aquellos que lo necesitan desesperadamente.