Pregunta del día

noviembre 24

¿Cómo me ayuda el Espíritu Santo?

El Espíritu Santo fue enviado para enseñarte todas las cosas, y para llevarte y guiarte hacia a la verdad (Juan 14:26, 16:12-15). En Juan 14:16-17, Jesús declaró: «Y yo rogaré al Padre, y él les dará otro Consolador, para que esté con ustedes para siempre: es decir, el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir porque no lo ve, ni lo conoce; pero ustedes lo conocen, porque permanece con ustedes, y estará en ustedes».

Consolador significa: Consejero, Ayudador, Intercesor, Abogado, Consolador y quien siempre está a nuestro lado.

Y el Espíritu Santo es quien le da poder a los creyentes para trabajar en el ministerio. Cuando Jesús comisionó a Sus discípulos para que: «Vayan por todo el mundo y prediquen el evangelio» (Marcos 16:15), no los envió con las manos vacías. Al recibir en su interior al Espíritu Santo, ellos fueron llenos de poder: «Y estas señales acompañarán a los que crean: En mi nombre expulsarán demonios, hablarán nuevas lenguas… pondrán sus manos sobre los enfermos, y éstos sanarán» (versículos 16-18).

A fin de aprender más acerca de otras maneras en que el Espíritu Santo ministra a los creyentes, estudia los siguientes versículos:

  • Él nos da poder —Lucas 24:49; Hechos 1:8—.
  • Él nos ayuda a vencer el pecado —Gálatas 5:16—.
  • Él nos consuela —Juan 14:16—.
  • Él nos enseña y nos hacer recordar las cosas —Juan 14:26—.
  • Él revela misterios —1 Corintios 2:7-13—
  • Él nos ayuda a orar la voluntad de Dios —Romanos 8:26-27—.

Si no has recibido el bautismo en el Espíritu Santo, no necesitas esperar. Te animamos para que hoy le pidas al Padre por Su maravilloso regalo, Él está entusiasmado de que lo recibas (Lucas 11:11-13). Sólo pide en fe y espera recibir: Padre celestial, en Tu Palabra dice que Tú darás al Espíritu Santo a quienes lo pidan, por tanto, te lo pido ahora. Lléname con Tu Espíritu Santo. Dios te ama tanto y desea que tú tengas los mejores dones que Él ha dejado disponibles ¡a través de tu fe en Jesús!