Devocional: Crezcamos de Fe en Fe

Llamados a la intercesión

Kenneth Copeland
«Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación»
(Mateo 5:4)

¿Sabes de qué estaba hablando Jesús cuando dijo esas palabras? Estaba refiriéndose al llanto del intercesor. Él estaba enseñado acerca del consuelo que éste recibe cuando el Espíritu Santo le asegura que su oración ha obtenido los resultados deseados.

Orar hasta obtener resultados significa: “romper las barreras que han detenido la obra de Dios en la vida de otros”. Quiere decir que debes usar tu armadura espiritual para repeler las fuerzas de las tinieblas que rodean a esas personas.

Hoy en día, se necesitan con urgencia creyentes que estén dispuestos a orar de esa manera. Se necesitan intercesores que vayan delante de Dios y alcancen misericordia y compasión para los pecadores, los enfermos y los abatidos. Se necesitan guerreros de oración que estén firmes hasta que tengan la seguridad en su espíritu de que toda barrera ha sido derribada y toda atadura ha sido rota.

Dios está buscando esa clase de intercesores—hay ciertas cosas que no sucederán en este mundo, sino hasta que Él los encuentre. Hay bendiciones y manifestaciones de Dios que sólo vendrán cuando alguien las haga realidad por medio de la oración.

Aun el mismo Jesucristo vino a este mundo como resultado de la intercesión. ¿Te acuerdas de Simeón y Ana? Ambos eran intercesores y guerreros de oración. Habían pasado años en llanto espiritual, orando para que el Mesías viniera. Cuando por fin se hizo realidad, fueron consolados por el Espíritu Santo. Al ver a Jesús recién nacido en el templo, lo reconocieron y se regocijaron.

Si te estás preguntado si eres uno de los que han sido llamados a la intercesión, entonces probablemente lo seas. Dios está llamando creyentes de todo el mundo para que experimenten ese llanto y consuelo especiales que sólo los intercesores pueden comprender. Él está llamándote para que des tu vida por otros en oración.

En algún lugar del mundo, hay personas necesitadas de tu oración intercesora, hasta obtener los resultados que necesitan. Pasa tiempo hoy, de rodillas.

Lectura bíblica: Lucas 2:1-38

Acerca de: Kenneth Copeland

Kenneth Copeland

Kenneth Copeland es cofundador y presidente de los Ministerios Kenneth Copeland en Fort Worth, Texas, y autor de varios libros entre los cuales se incluyen: LA BENDICIÓN del Señor enriquece y no añade tristeza con ella, y Honor: viviendo en honestidad, verdad e integridad.
Desde 1967, Kenneth ha ministrado el evangelio de Cristo y enseñado la Palabra de Dios como maestro. Adicionalmente, ha grabado discos como cantante y recibido premios por sus álbumes: Only the Redeemed (también nominado al premio Grammy), In His Presence, He Is Jehovah, Just a Closer Walk y Big Band Gospel. Como actor en su papel de Wichita Slim, es coprotagonista de los videos infantiles: The Gunslinger, Covenant Rider, y de la película: The Treasure of Eagle Mountain. Asimismo, personificó el papel de Daniel Lyon en los videos Commander Kellie and the Superkids:™ Armor of Light, y Judgment: The Trial of Commander Kellie. También es coprotagonista en las películas The Rally (estrenada en el 2009) y The Rally 2: Rompiendo la Maldición (estrenada en el 2016), en su papel de padrino hispano.
Con la ayuda de su equipo y oficinas en los Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, Australia, Sudáfrica, Ucrania, Singapur, y la flamante inauguración de la oficina para Latinoamérica en Colombia, Kenneth está cumpliendo su visión de predicar con valentía la Palabra incorruptible de Dios desde la cima más alta hasta el valle más profundo, y en todos los confines de la Tierra. Su ministerio alcanza a millones de personas en el mundo por medio de programas televisivos semanales, revistas, mensajes en audio y video, convenciones y campañas, y a través de la red mundial internet.