Una confesión para su matrimonio

Una confesión para su matrimonio

Mi matrimonio es bendecido, mi cónyuge y yo somos guiados por el Espíritu de Dios. Cuando oramos juntos en unidad, nuestras oraciones son poderosas y obtenemos resultados. Nos esforzamos para mantener la paz y la armonía en nuestro hogar. Vivimos en común acuerdo y  somos una fuerza imparable.

Si en algún momento nos enojamos, somos prontos para perdonar; por consiguiente, no le damos lugar a la contienda en nuestra relación. No somos egoístas, rudos, orgullosos, jactanciosos o celosos. Al contrario, somos amorosos, amables, pacientes, y buscamos el bien del otro antes que el nuestro. Confiamos el uno en el otro, y protegemos la santidad en nuestro matrimonio. El Señor nos ha unido para ser uno; por tanto, nunca nos separaremos.

Referencias bíblicas: Deuteronomio 28:1-14; Romanos 8:14; Mateo 18:19; 1 Pedro 3:7; Marcos 11:25; Romanos 13:13; 1 Corintios 13:4-8; Mateo 19:6

Kenneth Copeland Ministries on FacebookKenneth Copeland Ministries on TwitterKenneth Copeland Ministries on YoutubeKenneth Copeland Ministries Blog