Pregunta del día

febrero 16

¿Qué debo hacer cuando alguien habla mal de mí?

No te desanimes cuando las personas hablen mal de ti. Tu Padre, Dios está ahí para ti. Él te ama mucho, y tiene cosas grandes reservadas para ti. En la Biblia leemos que los planes que Dios tiene para ti son de bien y no de mal, y te llevan a la esperanza de tener un futuro brillante (Jeremías 29:11).

Sí, el enemigo busca desanimarnos, y en ocasiones intenta utilizar a otras personas (incluso a cristianos) para derribarnos. Recuerda que robar, matar y destruir es la manera que utiliza el diablo para obrar. No obstante, ésa es una estrategia débil porque Jesús vino para darte vida en abundancia (Juan 10:10).

La última palabra, en cualquier situación es la Palabra de Dios. Su Palabra y Sus caminos siempre son más altos que los nuestros. Puedes seguir con confianza el mandamiento que se encuentra en Romanos 12:14, 19:21, sabiendo que Dios es fiel a Su Palabra: «Bendecid a los que os persiguen; bendecid y no maldigáis… No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios, porque escrito está: “Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor”» (RV95).

Como creyente, puedes vivir confiadamente en el amor de Dios, sin importar lo que los demás intenten contra ti. No debes temer al mal que otros hablen contra ti o incluso a las maldiciones que puedan pronunciar en tu contra. Lo que Dios ha dicho de ti es más poderoso que lo que alguien más diga: «Yo, el Señor, enseñaré a todos tus hijos, y su paz se verá multiplicada. Tu adorno será la justicia. Y no tendrás nada que temer porque la opresión se alejará de ti, y nunca más se te volverá a acercar. Si alguno conspira contra ti, no será con mi ayuda; el que contra ti conspire, caerá muerto ante tus propios ojos. No saldrá victoriosa ninguna arma que se forje contra ti. Y tú condenarás a toda lengua que en el juicio se levante contra ti» (Isaías 54:13-15, 17).

Te animamos a que tomes autoridad en esta situación en el amor de Dios, declarando la verdad de la Palabra y ordenando que cada palabra de falsedad declarada contra ti sea derrotada y quede sin efecto. Considera que aquellos que intentan estorbar el plan de Dios, también necesitan oración. Ora por ellos para que el amor de Dios destruya toda atadura en sus vidas. Recuerda, ¡el amor jamás falla (1 Corintios 13:8)!

En la Biblia dice que ninguna arma (incluso una palabra o una oración) que sea forjada contra ti, no prosperará (Isaías 54:17). Eso significa que tú puedes permanecer fuerte en el poder de Dios, ¡a pesar de las circunstancias que enfrentes! Te animamos, ¡a no rendirte!