Pregunta del día

octubre 18

¿Qué puedo hacer si estoy envuelto en una relación perjudicial?

Algunas veces, olvidamos muy fácilmente cuánto nos ama Dios, y cuánto valor tenemos en Él. Cuando perdemos de vista la grandeza que Dios ha puesto en nuestro interior, comenzamos a tomar decisiones basadas en una imagen pobre de nosotros. Esas decisiones hacen que muchos cristianos terminen envueltos en malas relaciones, perdiendo el enfoque de proteger el regalo especial que Dios ha puesto dentro de ellos.

Como creyente, debes buscar a Dios y querer agradarle. Los estándares de alguien que ha quitado su mirada de Jesús, es diferente. El problema que existe al tratar de agradar a las personas que no están sirviéndole a Dios, es que eventualmente quebrantarás tu conciencia y estarás triste. Sin embargo, la buena noticia es que Dios definitivamente tiene mejores relaciones a tu disposición, ¡siempre y cuando le creas!

Si te encuentras involucrado en una relación que no es saludable, te aconsejamos que no permanezcas en ella. Tú y tu amigo pueden buscar ayuda, permitiendo que un pastor o un adulto piadoso los aconseje. Dios te ayudará a moverte de una relación destructiva, hacia una relación saludable y plena.

Estamos a tu lado para ayudarte mientras buscas a Dios en tus relaciones. Te animamos a que dediques más tiempo para meditar y orar basado en las siguientes escrituras, pues tienen que ver con tus relaciones personales y tu relación con Dios.

Por favor, medita en estos versículos bíblicos de la Biblia Nueva Traducción viviente:

«Deléitate en el Señor, y él te concederá los deseos de tu corazón. Entrega al Señor todo lo que haces; confía en él, y él te ayudará» (Salmos 37:4-5).

«Soy amigo de todo el que te teme, de todo el que obedece tus mandamientos» (Salmos 119:63).

«¡Nunca permitas que la lealtad ni la bondad te abandonen! Átalas alrededor de tu cuello como un recordatorio. Escríbelas en lo profundo de tu corazón. Entonces tendrás tanto el favor de Dios como el de la gente, y lograrás una buena reputación. Confía en el Señor con todo tu corazón, no dependas de tu propio entendimiento.Busca su voluntad en todo lo que hagas, y él te mostrará cuál camino tomar» (Proverbios 3:3-6).

«Un amigo es siempre leal, y un hermano nace para ayudar en tiempo de necesidad.» (Proverbios 17:17).

«Hay quienes parecen amigos pero se destruyen unos a otros; el amigo verdadero se mantiene más leal que un hermano» (Proverbios 18:24).

«Las heridas de un amigo sincero son mejores que muchos besos de un enemigo» (Proverbios 27:6).

«Como el hierro se afila con hierro, así un amigo se afila con su amigo.» (Proverbios 27:17).

«si alguien quiere ser amigo del mundo, se hace enemigo de Dios» (Santiago 4:4)