septiembre 27, 2021

Cómo Criar Hijos Piadosos en un Mundo Impío

Si eres padre, sabes que esta lucha es real. Los niños son sin duda una bendición de Dios, y tenemos la tarea de enseñarles acerca de Dios, Jesús y cómo vivir según los principios de Dios. Se nos confía su educación y bienestar, tanto física como espiritualmente. Desafortunadamente, como la brecha entre los valores piadosos y mundanos, criar hijos piadosos puede parecer un desafío cada vez más difícil.

¿Qué puedes hacer para proteger a tus hijos en un mundo cuyas prioridades están muy lejos de la Palabra de Dios? ¿Cómo puedes protegerlos del enemigo que quiere usar el sistema de este mundo para robar, matar y destruir su futuro? ¿Cómo les enseñas a elegir el camino de Dios y no el camino del mundo?

Aquí hay algunos consejos que te ayudarán a criar hijos piadosos en un mundo impío.

Protege sus Mentes

Vivimos en una sociedad centrada en los medios y prácticamente no hay forma de evitarlo. Entonces, ¿qué podemos hacer para proteger las mentes de los niños de ser inundadas por mensajes que podrían obstaculizar su desarrollo espiritual?

Está atento a sus redes sociales

No es necesario bloquear los sitios de redes sociales. Sin embargo, es importante que seamos conscientes de las cosas cada vez más violentas y vulgares a las que están expuestos los niños en las redes sociales. Para ayudar, fíjate si los sitios tienen controles parentales para evitar exponer a los niños a temas e imágenes inadecuados. Como mínimo, debemos controlar con quién interactúan nuestros hijos en línea y qué están viendo al revisar el historial de su cuenta.

Monitorea películas y videojuegos

La Biblia es muy clara en cuanto a llenar nuestra mente de cosas buenas. Filipenses 4: 8 (RVC) nos dice: “Por lo demás, hermanos, piensen en todo lo que es verdadero, en todo lo honesto, en todo lo justo, en todo lo puro, en todo lo amable, en todo lo que es digno de alabanza; si hay en ello alguna virtud, si hay algo que admirar, piensen en ello».

Tenemos que vigilar cuidadosamente las películas y los videojuegos que ven nuestros hijos. Antes de decidir la idoneidad de una película o un juego en función de su clasificación, considere consultar las amplias clasificaciones que hay en internet, te brindaran un rango de edad sugerido para películas y juegos específicos, así como un resumen detallado del contenido, incluido el lenguaje, la violencia y las escenas de sexo.

Protege su Espíritu

La protección del espíritu de tu hijo comienza en el hogar. Cuanto más sólido sea el fundamento de principios de tus hijos, más fácil será para ellos confiar en sus propios valores y creencias. Probablemente estés familiarizado con Proverbios 22:6 (RVC). Esta escritura es un principio básico del desarrollo infantil que puede ser el mejor recurso de todos los padres. «Enseña al niño a seguir fielmente su camino, y aunque llegue a anciano no se apartará de él».

Tiempo con Dios en las mañanas

Empieza el día con la Palabra de Dios. Busca un devocional que sea apropiado para tu hijo y léanlo juntos durante el desayuno. Habla palabras positivas durante el día y determina abordar cada situación con fe.

Tiempo con Dios en las noches

La mayoría de nosotros tenemos un ritual de oración nocturna con nuestros hijos, para agradecer a Dios por el día y tener una noche de descanso. Pero considera hacer de esto también un reflejo del tiempo con Dios de la mañana. Repasa el día de su hijo con ellos. Pregúntale si tuvieron alguna situación con amigos o maestros, y cómo lo manejaron. Si sienten que no salió bien, discutan juntos una mejor manera de manejar esas situaciones en el futuro.

Juego de rol

A veces es útil resolver una situación antes de enfrentarla. Si vas a dar una presentación en el trabajo, por ejemplo, puedes ensayar frente al espejo la noche anterior. Un enfoque similar es muy útil para los niños. Pregúnteles a sus hijos qué tipo de situaciones negativas creen que pueden encontrar en la escuela, en el vecindario o en la iglesia. Por ejemplo, podrían contarle sobre otro niño que los anima a hacer algo que saben que está mal. Haz un juego de roles con ellos. Se el otro niño y permite que tu hijo reconozca cómo respondería en una situación como esa.

Mantenlos Ocupados

A veces, la mejor manera de limitar las influencias de un sistema mundial que impregna todo lo que nuestros hijos ven y oyen es simplemente mantenerlos ocupados. Esto no significa sobrecargarlos y llevarlos de una lección o actividad a otra, pero sí significa asegurarse de que tengan más para ocupar su tiempo que solo las redes sociales y los mensajes de texto.

Deportes

La actividad física es excelente para la salud de tu hijo y un antidepresivo natural. Suele haber una gran cantidad de organizaciones deportivas patrocinadas por la ciudad. Es posible que incluso desees verificar en tu ciudad para ver si hay ligas deportivas cristianas.

Actividades familiares

Cuando están todos en casa, ¿están cada uno en una habitación separada, haciendo lo suyo? Considera programar una noche de juegos familiar regular. Cuando todos están jugando juntos, es un buen momento para hablar de manera informal sobre temas que pueden parecer demasiado intimidantes para una conversación directa y cara a cara.

Comidas Familiares

Es comprensible que muchos de nosotros estemos ocupados con el ajetreo y el bullicio de la vida, pero los estudios muestran que los niños que cenan con sus padres al menos tres veces por semana desarrollan relaciones más sólidas con ellos. Si cenar juntos a menudo parece una tarea imposible, comienza con una o dos noches por semana y continúa a partir de ahí. Cada poquito cuenta.

Criar hijos piadosos puede parecer una tarea monumental, pero recuerda, tu cuentas con la ayuda del mejor padre que existe: ¡Dios! Mantén Su Palabra frente a tus ojos y confiésala con tu boca todos los días. Mantente firme en la fe, creyendo que Él te ha equipado con todo lo que necesitas para ayudarlos a convertirse en adultos maduros, piadosos y responsables que construirán y promoverán el reino de Dios.