En Busca de Su Presencia — Devocional Diario

  • Buscar

31 de Enero de 2014

Contenedores de poder

Kenneth Copeland

— Proverbios 18:21

La Palabra de Dios ejerce un efecto trascendental en nuestra vida. Pero la mayoría de creyentes realmente no comprenden la magnitud de esta verdad. Muchos sólo saben que las palabras transmiten información. Sin embargo, éstas son mucho más poderosas; de hecho, sirven como contenedores de poder espiritual. De acuerdo con Proverbios 18:21, tienen la habilidad de traer fe o temor, bendición o maldición, vida o muerte.
Las personas a veces hablan de forma vana o con palabras vacías; mas Dios nunca obra así. Cada palabra que Él ha expresado, ha estado llena de fe, de poder y de vida. En realidad, la Palabra tiene el poder para cumplir lo que ella misma declara. Por ejemplo, en Isaías 55:11, Él expresa: «…mi palabra… no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié».
Cada palabra que el Señor ha expresado se encuentra respaldada por Su fe, y está llena de poder desde el momento que las declaró hasta hoy. Por tanto, cuando usted cree en esa Palabra, y su fe se une a la de Él, el poder de esa Palabra es liberado; el Espíritu Santo obra y la Palabra estalla en este reino natural convirtiéndose en una realidad en su vida.
Lo mismo le sucedió a usted cuando nació de nuevo, pues escuchó y leyó la Palabra que enseña: «Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo» (Romanos 10:9). Usted creyó esa palabra, la declaró en fe y el poder del Espíritu Santo se liberó; y su espíritu muerto y fracasado fue transformando en uno renacido y recreado conforme a la imagen del mismo Jesús.
¡Qué gran milagro! Usted fue arrebatado del dominio de las tinieblas, el diablo no pudo impedirlo. La Palabra hizo por usted lo mismo que por Jesús cuando Él estuvo en el infierno. Ésta demolió el poder que el diablo ejercía sobre usted, y lo resucitó juntamente con Cristo para que se sentara en los lugares celestiales junto a Él.
Piense en esto por un minuto. Si Su Palabra puede salvarlo, entonces puede lograr cualquier otra cosa ?sanidad, finanzas, crecimiento espiritual, un nuevo empleo, una nueva casa, un carro nuevo, la restauración de relaciones, un mejor matrimonio…?; sin importar qué necesite hoy… puede declarar palabras de vida y bendición, de verdad y fe. Y como contenedores espirituales, éstas empezarán a crear cambios en el ámbito espiritual… los cuales posteriormente se manifestarán en el reino natural.
En otras palabras, usted posee el poder de realizar cambios en su vida: hablando; pues sus palabras son contenedores de poder. Por tanto, comience a confesar la Palabra de Dios. Declare palabras de vida, de poder y de fe. ¡Nada será igual!

Lectura Bíblica:

Kenneth Copeland Ministries on FacebookKenneth Copeland Ministries on TwitterKenneth Copeland Ministries on YoutubeKenneth Copeland Ministries Blog